El mejor regalo de San Valentín

El mejor regalo de San Valentín que podemos dar no son flores, no son chocolates, no son cenas románticas, ni conciertos, ni serenatas.

Y aunque estos clichés siempre son un buen detalle y ayudan a crear momentos o a sacar una sonrisa, tienen el defecto que “cualquiera” los puede dar.

 

El mejor regalo de San Valentín es amar a tu pareja todos los días.

Es comprometerse a superar las dificultades juntos.

Es tener la voluntad y disciplina de ser cada vez mejor por ti y por tu pareja.

Es honrar la relación con fidelidad, verdad, honestidad y lealtad.

Es escuchar a tu pareja… pero escuchar de verdad.

Es apoyar a tu pareja cuando necesite un hombro, una mano o un “te entiendo, fue un día pesado… pero mañana será mejor”.

Es celebrar juntos los éxitos del otro.

Es tener empatía antes de responder impulsivamente,

Es controlar nuestra ira o frustración cuando las cosas no salen tan bien.

Es priorizar las cosas que nos gustan de nuestra pareja, sobre las cosas que no nos gustan tanto.

Es mantener la llama encendida con una cita inesperada, con una invitación repentina, con una locura fuera de la rutina.

Es reconocer, apreciar y agradecer en cada oportunidad lo que nuestra pareja hace por nosotros.

Es compartir planes, pasiones, hobbies.

Es impulsar sin descanso, los talentos de nuestra pareja.

Es no dar por sentado que tenemos a nuestra pareja segura.

Es enamorar todos los días, haciendo la vida del otro más rica y sencilla, y no más complicada.

Es contar un mal chiste para que la otra persona se ría.

Es besarnos, acariciarnos, apapacharnos, abrazarnos en cada oportunidad posible.

Es trascender el estar enamorado, es seguir amando… TODOS LOS DÍAS, y no solo el 14 de Febrero.

Ese es el verdadero regalo de amor.

 

Feliz día de San Valentin.

También te Puede Gustar